Abastecimiento pesquero, de y para Europa, hasta el 6 de julio

El 6 de julio, esta es la fecha en la que la Unión Europea quedaría desabastecida de pescado si no recurre a las importaciones, una fecha que se vería reduciría al 11 de junio si no se considera la producción acuícola, así se recoge en el informe anual publicado por The New Economics Foundation (NEF) sobre la dependencia de pescado en la Unión Europea, en el que de forma especial se destaca que si se recuperan 43 poblaciones de pescado al nivel del Rendimiento Máximo Sostenible, la nueva fecha sería el 14 de septiembre.

Con este informe anual NEF quiere demostrar que el actual sistema de explotación de los recursos pesqueros en la Unión Europea no es sostenible y que el hecho de que Europa sea altamente dependiente de las importaciones tiene implicaciones para la sostenibilidad de los stocks desde un punto de vista global. Y en este sentido, considera que incrementar el consumo de pescado en un contexto de poblaciones sobreexplotadas no es justo ni viable desde el punto de vista social y ambiental; y considera que primero han de recuperarse las poblaciones de peces; mejorar la transparencia, la recogida de datos, el asesoramiento científico o reducir la capacidad.

Con respecto a la acuicultura, el informe considera que dadas las condiciones actuales en las que se realiza la actividad en Europa, las especies objetivo, y las demandas del consumidor europeo, la acuicultura difícilmente puede ser una alternativa de peso para reducir esa dependencia pesquera de productos de otros países. Y ese posible potencial de la acuicultura, que el informe de NEF lo considera bastante limitado, lo justifica en base a tres cuestiones principales: la dependencia que la acuicultura europea (donde la mayor parte de los peces que se producen son carnívoros) mantiene a día de hoy de las de poblaciones de peces salvajes para la elaboración de piensos, en muchos casos con índices de conversión subóptimos; en segundo lugar destaca como limitación de ese potencial su vinculación a impactos ambientales donde se incluyen modificación del hábitats, introducción de especies exóticas, contaminación, uso de antibióticos, escapes, etc. Y en tercer lugar, que la producción de especies situadas a los niveles más bajos de la cadena trófica, con menor dependencia de stocks salvajes y vinculados a menores impactos ambientales no llegarían a abastecer la diversa demanda y el tipo de producto que exige el consumidor europeo. Por tanto, se señala en el informe, la acuicultura, en general, se suma a la oferta mundial de pescado, pero dadas las circunstancias actuales sería inviable como abastecedor doméstico si no se solucionan en gran parte los aspectos mencionados.

En el caso de España, la disponibilidad de pescado se termina el 25 de mayo mientras que si se excluye del cómputo el pescado suministrado por la acuicultura la fecha se adelanta al 10 de abril. Con la recuperación de los 43 stocks del Atlantico que NEF predica en el estudio, España dispondría de pescado hasta el 3 de julio.

Vista el Informe Fish Dependence – 2012 aqui.

Visita la fuente de la noticia aqui.

Fuente : ipacuicultura