Algas marinas de la costa chilena serán usadas para producir papel antibacteriano

La costa chilena posee una diversidad de especies cuyo valor aún no es explorado en su totalidad. Tal es el caso de algunas especies de algas marinas, que tras estudios del Centro de Biotecnología de la Universidad de Concepción, se identificó su potencial para la fabricación de papel bioactivo.

El material, que según los investigadores actuaría disminuyendo los efectos microbianos y oxidativos, traería beneficios sobre todo para la industria alimentaria y frutícola, que sólo durante la temporada 2010-2011 perdió alrededor del 5% de sus exportaciones por descomposición, según indica el Dr. Cristian Agurto, del Centro de Biotecnología de la Universidad de Concepción.

“Hasta ahora, el papel de algas se ha ocupado principalmente con fines decorativos, pero pensamos que dada su rica composición química permitiría elaborar un papel con propiedades antibacterianas y antioxidantes. Observamos también, que en el sector de exportaciones tienen un problema, que con el desarrollo de este nuevo producto, se podría solucionar al envolver la fruta con un papel bioactivo y reducir el porcentaje de pérdida”, explica el Dr. Agurto.

El investigador plantea que “en Chile existen aproximadamente 550 especies de algas de las que aún se conoce muy poco. Nosotros queremos darle un valor comercial a aquellas que ahora no lo tienen”.

El proyecto, además otorga un nuevo valor al papel reciclado, ya que al tener una estructura fibrosa similar a la pulpa de las algas, sería posible mezclar ambas materias primas. Su confección se realizaría con las mismas tecnologías que actualmente se usan en la producción del papel, pero dando origen a un producto más resistente y con propiedades bioactivas.

“Con esta investigación esperamos determinar qué porcentaje de cada sustancia debemos aplicar para obtener un producto que pueda ser utilizable”, sostuvo el académico, quien para este proyecto se adjudicó recursos del Fondo de Fomento al Desarrollo de Ciencia y Tecnología (Fondef) por $285 millones, y cuenta con la participación de las empresas procesadoras y comercializadoras de algas, ACEX S.A. y Terra Natur S.A.

Según el informe State of the World 2010, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Chile es el mayor productor mundial de algas marinas fuera de Asia.

En 2008 se produjeron 21.700 toneladas de este producto en un mercado que lidera China con un 11,1 millones de toneladas. El Centro de Biotecnología de la UdeC, mediante el Grupo de Biotecnología Algal Gibmar desarrolla investigación e innovación en tecnologías y productos a partir de macro y microalgas, en áreas como los biocombustibles, biomateriales (termoplásticos y papeles), alimentos funcionales y biofiltros.

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : Udec