Algas, reductoras de polución ambiental y generadoras de productos valiosos

Southern California Gas Co (SoCalGas) y el Instituto de Oceanografía Scripps (Scripps) de la Universidad de California en San Diego (UCSD) celebraron un acuerdo enfocado en el diseño de un sistema innovador que emplea algas para consumir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de la combustión del gas natural y convertirlas con bajo costo en subproductos valiosos como biometano, biodiésel y pienso para animales.

Desde hace varios años, investigadores de Scripps (organización que es miembro del Centro para Biotecnología de Algas de San Diego) y varias compañías de San Diego y de otras partes estudian cómo se pueden desarrollar más eficientemente las algas para convertirlas en un biodiésel limpio y renovable que reemplace los combustibles fósiles no renovables.

Al avanzar un paso más con esta investigación, los investigadores del Scripps esperan mejorar la capacidad natural de las algas de absorber el CO2 del medioambiente y convertirlo en biomasa rica en aceite o biometano, o refinarlo en reemplazantes para el combustible fósil. Luego de extraer los aceites para el biocombustible, la biomasa restante se puede vender como un alimento para animales rico en proteínas.

La nueva colaboración entre Scripps y SoCalGas incluye una investigación y el estudio de sistemas de ingeniería para explorar cómo los sistemas de producción de algas que se desarrollan en la actualidad pueden capturar mejor las emisiones de CO2 industrial. Las fuentes de CO2 a las que se apunta son las plantas de gas natural, los grandes motores utilizados en la compresión de gas natural, y las bombas y hervidores de agua usados para producir vapor para procesos industriales como la recuperación mejorada de petróleo.

“Nos complace participar en esta colaboración con Southern California Gas Company y aportar nuestras capacidades de ingeniería analítica y científica de nivel mundial para evaluar los sistemas de cultivo de algas de última generación para la captura de CO2 desde las fuentes de origen”, dijo Dominick Mendola, un ingeniero del Scripps que estudia el potencial las algas marinas nueva fuente de biocombustible. “Si el análisis de la Fase I demuestra que esos sistemas pueden ser seguros y económicos, esperamos entrar en la Fase II del acuerdo para ayudar a SoCalGas a construir y operar el módulo de un sistema a escala comercial y probar sus capacidades en un sitio que se elegirá dentro de California del Sur.”

“Nos comprometemos totalmente a respaldar el desarrollo de tecnologías que no provoquen emisiones de gas natural. La recuperación del CO2 de la combustión y su conversión en productos como biometano, biodiésel o pienso animal de alta calidad es maravillosa para el ambiente y brinda la posibilidad de crear productos valiosos”, afirma Hal D. Snyder, vicepresidente de soluciones para el cliente de SoCalGas.

“Nada de esto es fácil, pero trabajar con organizaciones científicas de primera clase como el Instituto de Oceanografía Scripps y la UC de San Diego aumenta enormemente las posibilidades de éxito”, agregó.

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : Fis