Detectan cesio radiactivo en aguas de tres prefecturas

Un estudio de las aguas oceánicas y de la vida marina en las costas de las prefecturas de Niigata, Shizuoka e Iwate detectó la presencia de cesio radiactivo, probablemente como resultado del desastre nuclear de Fukushima, informó el Gobierno.

“Aun en caso de ingestión, los niveles de radiación detectados no suponen un riesgo para la salud humana”, aclaró el Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología (MEXT).

Es probable que estas bajas concentraciones de cesio radiactivo halladas en el mar del Japón, en las costas de Niigata, sean de origen aéreo y hayan viajado hasta las aguas costeras a través de las lluvias y los cursos de agua, explicó el Ministerio.

Este tipo de estudio se realiza en forma anual en las aguas cercadas a las plantas nucleares en todo Japón, al igual que en las instalaciones relacionadas con combustibles nucleares de la prefectura de Aomori, informó Mainichi Japan.

En mayo de 2011, el estudio detectó 9,1 milibecquereles de cesio radiactivo por litro de agua de mar en las costas de Omaezaki, prefectura de Shizuoka, cerca de la planta nuclear de Hamaoka. En diciembre de 2011, el estudio detectó 2 becquereles por kilo en un tipo de lenguado del área.

Además, en mayo de 2011, el estudio determinó que la tierra seca del fondo marino del sudeste de la isla de Sado, cerca de la planta nuclear de Kashiwazaki-Kariwa, estaba contaminada con 31 becquereles de cesio por kilo. Además, en las aguas del océano de la costa de Yamada, en la prefectura de Iwate –un área estudiada por las instalaciones de combustible nuclear de la prefectura de Aomori- el estudio halló 0,7 becquereles por litro de agua marina.

A principios de este año, se detectaron bajos niveles de cesio radiactivo en pescado capturado en la costa este de Japón y los investigadores opinan que el cesio provenía de la planta de Fukushima. Pero todavía es confuso el verdadero alcance de la contaminación radiactiva en el país, informó RT.

En mayo de 2012, se detectaron niveles bajos de radiación nuclear provocados por el desastre de Fukushima en atún de aleta azul en las costas de California. Esto sugiere que los peces portan las sustancias contaminantes a través del Pacífico más rápido que el viento o el agua. Investigadores estadounidenses llevaron a cabo un estudio que demuestra que el atún había transportado los radionúclidos desde el desastre de Fukushima en 2011 por todo el océano Pacífico norte hasta las aguas de América del Norte.

“Buscaría otra fuente de pescado si pensara que proviene de esa zona”, dijo Tim Takaro, profesor adjunto de la Universidad Simon Fraser y miembro del grupo canadiense antinuclear Physicians for Global Survival Médicos para la supervivencia global), a Straight.com. “Hay demasiadas preguntas y no hay muchas respuestas para decir que todo está bien.”

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : Fis