Más controles y restricciones para el atún rojo

El pleno del Parlamento Europeo (PE) dio luz verde a una serie de normas internacionales dirigidas a reducir las capturas ilegales de atún rojo en el Atlántico oriental y el Mediterráneo, y garantizar su recuperación.

Entre esas normas se encuentran el refuerzo de los controles -traslado del atún de las redes a jaulas- y la reducción del total admisible de capturas (TAC), ya que es un recurso sobreexplotado y víctima del mercado negro.

El informe aprobado, presentado por el eurodiputado Raul Romeva, demanda normativas más estrictas para la captura de atún rojo y la declaración de las zonas de desove como refugios para la especie, incluida una zona al sur de Baleares.

El documento fue respaldado con 635 votos a favor, 16 en contra y 11 abstenciones.

Romeva hizo hincapié en que como la temporada de pesca de atún rojo comenzó la semana pasada, por que el nuevo plan debería “aplicarse lo antes posible”.

“A pesar de ser un paso en la buena dirección, lamento que estas normas se queden cortas y no cumplan plenamente las recomendaciones de la comunidad científica”, dijo el eurodiputado español.

“Estamos ante una oportunidad perdida de recuperar la población de atún rojo”, añadió.

La Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico (ICCAT) modificó el plan de recuperación plurianual para el atún rojo del Atlántico oriental y el Mediterráneo en noviembre de 2010. Y la Unión Europea (UE) tiene la obligación de incorporar esas modificaciones al derecho comunitario.

Con respecto a las operaciones de engorde de atún, la nueva legislación establece que si las autoridades de control constatan que la cantidad o el peso promedio del atún rojo superan en un 10% o más lo declarado por el titular de la granja, el excedente tendrá que ser liberado.

Además, los países europeos tendrán que garantizar la presencia de observadores nacionales a bordo de todos los cerqueros de menos de 20 metros a partir de este año. Y en el caso de los cerqueros más grandes, a bordo deberá ir un observador de la ICCAT.

Los Estados miembros tendrán tiempo hasta principios de 2013 para adaptar su capacidad pesquera a la cuota que se les asignó.

Por otra parte, la temporada de pesca para las embarcaciones cerqueras pasará de ser de dos meses a uno, del 15 de mayo al 15 de junio.

Las nuevas normas reducen el TAC a nivel internacional de 13.500 a 12.900 toneladas. Y en el caso de la flota comunitaria, el TAC se redujo de 7.113 toneladas en 2010 a 5.756 toneladas actuales, de las que 2.411 toneladas corresponden a los buques de España.

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : Fis