Descubren en Lanzarote poblaciones de una planta marina extinta en Canarias

La Universidad de La Laguna, en Tenerife, ha descubierto en los fondos marinos de Arrecife, Lanzarote, cuatro poblaciones de la planta nanozostera noltii, una fanegómera muy importante para la biodiversidad que se consideraba casi extinta de las aguas de Canarias desde hace 12 años.

Una de las integrantes del equipo responsable de este descubrimiento, la catedrática de Biología Vegetal María Candelaria Gil, ha explicado que tres de las poblaciones se encuentran muy cercanas, con una extensión total de unos 50 metros cuadrados y con más del 40 por ciento de recubrimiento de la nanozostera noltii.

La cuarta población se encuentra a unos cien metros del núcleo principal y es la más larga (ocupa un corredor de ocho metros por dos), aunque también es la que presenta una menor densidad de esta planta, que habita en aguas muy salinas.

Esta fanerógama que vive permanentemente sumergida es una planta de porte herbáceo, perenne, con hojas alargadas y estrechas, que florece a finales de primavera y en verano, y en las que encuentran refugio los peces alevines.

La Universidad de La Laguna creía que esta especie estaba extinta en Canarias desde el año 2000, aunque, en 2004, descubrió frente a los puentes del Castillo de San Gabriel una pequeña población de nanozostera noltii, que se consideró poco viable, por la poca calidad del hábitat donde se encontraba y porque apenas constaba de 40 plantas.

María Candelaria Gil considera que las nuevas poblaciones encontradas en la zona costera de El Reducto son un “indicio” de que la pradera se está recuperando.

“Eso es valioso para la biodiversidad de flora marina en el arrecife de roca de la capital lanzaroteña, en la que se encuentran aproximadamente unas 210 especies de algas”, ha informado.

Esta catedrática ha explicado que han recogido una serie de ejemplares de cada una de las poblaciones para su estudio genético y, así, poder compararlos con los que disponen de la investigación anterior para saber “si corresponde al mismo clon o son de individuos distintos”.

“Si fuera de varios clones significaría que no habría ninguna necesidad de hacer trasplantes, sino que el ecosistema está volviendo a su estabilidad por sí mismo”, ha subrayado.

Gil ha recomendado que no se remuevan las arenas, que se deje el régimen de hidrodinamia tal cual estaba en los años ochenta y que no se altere “este magnífico ecosistema”.

Para ello ha pedido un plan de limpieza en todo el litoral de la capital lanzaroteña, desplazar los emisarios en dirección sur y que tanto pescadores como mariscadores protejan un ecosistema único en la región macaronésica.

La catedrática de Biología cree que la zona próxima a la pradera de nanozostera noltii es “un lugar idóneo” para construir un aula de naturaleza, en la que se pueda transmitir a los escolares “la gran riqueza que tiene Canarias desde el punto de vista de su flora y fauna marina”.

Visita la noticia completa aqui. Fuente : Efeverde