Diferencia inusual entre los cánticos de las ballenas del Océano Índico

Los cantos de las ballenas asombran por su belleza e intrigan por su significado. Es obvio que son un medio de comunicación para estos animales tan inteligentes como mal tratados por el Hombre, pero su significado y sus diferencias entre la población de un océano y las de los demás, siguen siendo un misterio.
Ahora se ha descubierto que, aún siendo de la misma especie, las ballenas jorobadas de ambos lados del Océano Índico sur, específicamente las de aguas próximas a Madagascar y las de aguas cercanas a Australia Occidental, entonan diferentes “canciones”, algo inusual dado que las ballenas de esa clase y de una misma cuenca oceánica usualmente entonan canciones muy similares.

El hallazgo lo ha hecho un equipo de investigadores de la Wildlife Conservation Society (Sociedad para la Conservación de la Fauna y la Flora) y varias universidades e instituciones de Australia y Estados Unidos.

Los resultados del estudio contradicen anteriores comparaciones de canciones de ballenas jorobadas. Generalmente, las comparaciones hechas en poblaciones de la misma cuenca oceánica, muestran que las canciones son similares. Las diferencias encontradas entre las poblaciones de ballenas jorobadas del Océano Índico, probablemente indican un contacto escaso entre las ballenas de una región y las de la otra. El descubrimiento puede aportar nuevos y reveladores datos sobre cómo se difunden los rasgos culturales de las ballenas.

En el hemisferio norte, las ballenas de la misma cuenca oceánica entonan canciones muy similares. Sin embargo, la población de ballenas del Océano Índico Meridional localizada en aguas cercanas a Madagascar canta de un modo que no se parece casi en nada al de la otra población de ballenas. Sólo coinciden en un elemento.

La razón de esta anomalía sigue siendo un misterio. El equipo de la investigadora Anita Murray (la cual comenzó a trabajar en este estudio en la Universidad de Columbia de la ciudad de Nueva York) baraja la hipótesis de que podría deberse a la influencia de ballenas cantoras de otras cuencas oceánicas, como la del sur del Pacífico o la del Atlántico.

Debido a la duración limitada del estudio (sólo una temporada de crianza), los investigadores reconocen que se necesita monitorizar las canciones en las zonas de Madagascar y Australia durante muchas más épocas, para averiguar, más allá de las conjeturas, las razones de la escasa similitud entre ambos repertorios de comunicación acústica.

En la investigación también han trabajado Robert McCauley de la Universidad Curtin, Douglas Coughran del Departamento de Medio Ambiente y Conservación en Perth, Curt S. Jenner del Centro para la Investigación de Ballenas, y Shannon McKay de la Escuela de Ciencias Biológicas y Medioambientales en Warrnambool, instituciones australianas todas ellas. Cabe destacar también la colaboración de Salvatore Cerchio, Yvette Razafindrakoto, y Howard Rosenbaum, de la Sociedad para la Conservación de la Fauna y la Flora.

Visita la noticia completa aqui.

Fuente : noticiasdelaciencia