La Fundación Mar denuncia la degradación del litoral de Cataluña y Baleares

El último informe que ha hecho público la Fundación Mar en el marco del proyecto SILMAR alerta de la degradación generalizada de la costa catalana y balear y reclama la necesidad tomar medidas correctoras innovadoras para hacer frente a esta situación.

Frente a la degradación del medio marino litoral, el informe presentado hoy por la Fundación Mar propone la creación de espacios marinos protegidos a escala local y gestionados de manera innovadora con la implicación de la sociedad civil, las empresas y los municipios.

Además, esta fundación reclama una mejora de la protección legal de las áreas litorales más sensibles y una sensibilización de la sociedad en los valores del patrimonio natural marino.

El documento atribuye el deterioro de la costa a numerosos factores como son la falta de voluntad política, el esfuerzo pesquero, los impactos de la navegación mercante, la práctica de la náutica recreativa poco sostenible, la contaminación, la introducción de especies invasoras y los potenciales efectos del cambio climático.

El informe se ha realizado a partir de los datos recogidos por las 22 estaciones de control submarino que se distribuyen a lo largo de la costa catalana y balear. Las notas que otorga el estudio parten de la ponderación de varios indicadores a los que este año se ha incorporado uno de tipo económico: la inversión directa en conservación marina. Prácticamente todos los municipios evaluados suspenden este factor de valoración

El informe revela una situación más favorable del litoral de Girona, respecto al de Tarragona y Barcelona donde la degradación es más drástica y no mejora.

Girona

La costa de Girona es la mejor conservada de toda Cataluña. A pesar de la fuerte presión urbanística que ha sufrido en los últimos 40 años, aún esconde zonas de elevada calidad ambiental submarina, frágiles y vulnerables.

El turismo litoral es muy importante durante los meses de verano y la suma de presiones sobre el entorno marino es importante. También la falta de inversión para la conservación activa de la costa hace peligrar la funcionalidad de las zonas marinas protegidas, siendo en este tramo de costa del norte de Cataluña donde reside el más importante valor ecológico y de biodiversidad.

El informe diagnostica que la costa de Girona se enfrenta a un alto riesgo de vulnerabilidad por la fragilidad de los ecosistemas y hábitats que contiene.

Barcelona

El informe de Fundación Mar denuncia que el factor que más afecta a las zonas litorales de Barcelona es la contaminación indirecta que proviene del flujo y movimiento de la gran ciudad y de su conurbación por el uso de las infraestructuras de movilidad.

Además, según el documento, la transformación urbanística ha desdibujado el paisaje litoral y aumentado la vulnerabilidad sobre los pocos ecosistemas y hábitats marinos que aún quedan en este tramo del litoral.

La pesca profesional, aunque debilitada en potencia y número de pescadores, sigue reduciendo los stocks de pescado y otros recursos marinos. La invasión de algas foráneas sigue expandiéndose y se hace evidente con la Caulerpa recemosa en puntos de la costa sur de Barcelona (Vilanova i la Geltrú).

Tarragona

El informe denuncia la calidad del agua de Tarragona a pesar de las muchas medidas correctoras que se han tomado en la provincia. Los factores contaminantes que destaca el informe son: la construcción, la conservación de infraestructuras de gestión de aguas residuales con un funcionamiento deficitario, el sector petroquímico y la intensa movilidad comercial de los grandes barcos en el puerto de Tarragona.

Debido a la importante presencia de puertos deportivos y pesqueros a lo largo de la costa los pocos espacios naturales atractivos son muy buscados y se degradan a causa de la sobre frecuentación humana. Es el caso de la zona marina de l’Atmella de Mar.

Baleares

Los datos de las Pitiusas revelan que, a pesar de tener aguas de calidad y un fondo marino en buen estado de conservación, existe un elevado riesgo ecológico debido a: la presencia de algas invasoras, la sobrepesca y la falta de presupuesto para mantener unos mínimos de vigilancia y mantener proyectos de conservación activa.

Fundación Mar ha detectado la presencia del alga invasora Caulerpa racemosa en la estación Silmar del Parque Natural d’Es Vedrà y una proliferación importante de Lophocladia lallemandi en puntos de las estaciones marinas del litoral de Sant Antoni de Portmany y sobre las hojas de las extensas praderas de fanerógama marina Posidonia oceanica.

Otro factor a destacar es la sobre frecuentación humana en verano en áreas ecológicamente muy sensibles donde el anclaje irresponsable de embarcaciones de ocio deteriora los fondos de posidonia.

El proyecto SILMAR

La iniciativa “Red de Seguimiento Ibérico del Litoral Marino” (SILMAR) se creó en 2099 impulsado por la Fundación Mar y la colaboración de Fundación Biodiversidad, con el objetivo de “diagnosticar de forma permanente el estado ambiental y ecológico del litoral español y proponer medidas de conservación basadas en la acción de las comunidades locales”.

En su tercer año de funcionamiento se ha conseguido mantener el número de estaciones de control (21), de las que actualmente 16 están en Cataluña, 4 en Baleares y 1 en Murcia. A lo largo de 2012 se prevé abrir dos estaciones más en la costa andaluza.

El informe de Fundación Mar se realiza gracias a la colaboración de más de cien voluntarios que realizan labores de control y que aportan datos de una temporada que va desde marzo hasta noviembre, período en el que se pueden realizar mejor las inmersiones.

En esta labor es imprescindible también la participación de los ayuntamientos, algunos de ellos con convenios de colaboración con la Fundación Mar. Además, el proyecto SILMAR cuenta con la colaboración de la Obra Social de la Caixa y las empresas Life Grup, Fluidra, Hipra, Moventia y Mares.

“A medio y largo plazo el proyecto SILMAR tiene la voluntad de extenderse por todo el litoral español con la instauración de 80 estaciones de control que funcionen en red de manera permanente y bajo la visión estratégica de promover la conservación desde la acción local”, indica el biólogo Miquel Ventura, director de la Fundación Mar.

Visita la Web de la Fundación Mar aquí.

Visita la noticita completa aquí.

Fuente : Agenciasinc