Investigan impacto del carbono en ambientes de aguas profundas

Científicos irlandeses participarán en una expedición en aguas profundas, en el borde exterior de la plataforma continental, que procura investigar el impacto de la captura y almacenamiento de carbono, sobre la vida marina.

El biólogo marino Rowan Byrne y varios colegas del Instituto Marino de Galway, Irlanda, se sumarán a colegas británicos a bordo del buque de investigación “JAMES COOK” el mes próximo.

La expedición “Océanos en Cambio” será dirigida por el profesor Murray Roberts.

La tarea de Byrne será la de estudiar el impacto de las fugas que podrían producirse con el potencial establecimiento de sistemas de captura y almacenamiento de carbono, en ambientes marinos de aguas profundas. La captura y almacenamiento de carbono (también llamado “secuestro” de carbono), es una solución promovida desde la geoingeniería, para reducir el impacto de las emisiones de dióxido de carbono (CO2), que se han multiplicado desde la revolución industrial.

Esto ha contribuido al aumento global de la temperatura, y la formación de ácido carbónico en los océanos, que resulta en un peligroso proceso de acidificación.

El yacimiento petrolero Sleipner, ubicado en el Mar del Norte y operado por la empresa Statoil, ha sido identificado como uno de los tres primeros sitios para llevar a delante esos proyectos de secuestro de carbono. Esto implica la remoción del CO2, su transporte en barco o a través de un gasoducto, y su almacenamiento en acuíferos profundos, o en yacimientos de petróleo o gas agotados.

Lo que Byrne planea hacer es simular el efecto que tendrían eventuales fugas de CO2 en un ambiente de aguas profundas. Para ello, expondrá a esas condiciones a corales de agua fría y otras especies recogidas en el borde de la plataforma continental.

Visita la noticia completa aqui.

Fuente : Nuestromar