Compañías de la ISSF presionan para acabar con el aleteo de tiburones

La Fundación Internacional para la Sustentabilidad de los Productos del Mar (ISFF) anunció que todas las compañías participantes de la ISFF adoptaron una política por la que se comprometen a no hacer negocios con los barcos que practican el aleteo de tiburones. Estas firmas solicitan a los propietarios de las embarcaciones de pesca que adopten la misma política para septiembre de 2012.

El aleteo de tiburones es la práctica de cortarles las aletas a los tiburones y luego descartar los cuerpos en el mar.

Las empresas que desde el 1 de junio adoptaron la política que se opone al aleteo de tiburones son: Albacora, Bolton Alimentari, Bumble Bee Foods, Chicken of the Sea, Clover Leaf, CMC, Frinsa, Jealsa Rianxeira SA, MWBrands, Nirsa, Pataya, Princes, RS Cannery, Salica Industria Alimentaria, Sealord, South Seas Tuna Corporation, StarKist, Thai Union y TriMarine.

La ISSF hizo un llamado a principios de este año a la industria atunera para que tomara medidas para frenar la práctica del aleteo de tiburones. Al respecto, hizo hincapié en que esa actividad que viola el Código de Conducta para las Pesca Responsable de la FAO, al igual que otras regulaciones adoptadas por este organismo y otras organizaciones marinas internacionales y de gobiernos nacionales.

“Construir una pesquería de atún sostenible requiere tener consideración por las especies que no son túnidos”, sostiene Susan Jackson, presidente de la ISSF. “Esta medida insta a toda la industria atunera a aplicar la presión necesaria sobre los propietarios de los barcos para acabar con esta práctica, y también comprometemos a las naciones miembros de las Organización Regionales de Gestión Pesquera (ORGP) a establecer medidas efectivas para su cumplimiento.”

La meta es que para septiembre, los procesadores, comerciantes, importadores, transportadores y otras partes involucradas en la industria pesquera dejen de operar con los barcos que realicen el aleteo de tiburones o con las compañías propietarias de dichos barcos que no tienen una política pública que prohíba la práctica.

Luego de un periodo de dos años a partir de la fecha en la que se concluya la investigación, los involucrados en la industria pesquera podrán reanudar las transacciones con esos barcos, siempre que no ocurran más incidentes.

Las políticas adoptadas por las Compañías Participantes del ISSF son públicas y la organización creó un directorio en el que pueden consultarse las declaraciones del compromiso asumido por cada empresa contra el aleteo de tiburones.

La ISSF también continúa abogando para que las ORGP adopten mejores medidas para la conservación de tiburones.

La ISSF es una coalición global en la que participan científicos, la industria atunera, el Fondo Mundial para la Vida Silvestre (WWF) para promover las iniciativas fundamentadas en la ciencia para la conservación a largo plazo y el uso sustentable de los stocks de atún, reducir la captura incidental y promover la salud del ecosistema.

Visita la Web del ISSF aquí.

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : Fis