La Expo Yeosu 2012 promete “el océano del futuro”

La Exposición Internacional de Yeosu, en Corea, a 300 kilómetros de Seúl, se anuncia como el escaparate del Océano del Futuro y un ejemplo de convivencia entre desarrollo y medio ambiente, pero aún habrá que esperar más de un mes para ver si el objetivo se cumple.

Obligando a la prensa a un ejercicio de imaginación, el Comité en pleno de la organización de la feria recibió sobre el terreno a trece periodistas de medios internacionales que se pasearon entre estructuras a medio construir y reproducciones digitales en la mano de lo que “exactamente en 53 días” será “la puesta en escena mas importante de Corea” en 2012.

Yeosu se proclama como el “modelo” de la nueva “cultura marina”, que equilibra desarrollo y protección del medio ambiente y apuesta por las ciencias del mar “como el camino por el que avanzar hacia un futuro sostenible”.

El secretario general del Comité Organizador de Expo Yeosu 2012, Kim Keun Soo, explicó a la prensa invitada a una gira sin precedentes encaminada a promocionar la feria, que el objetivo principal del encuentro es “compartir la sabiduría (y tecnología) coreana sobre la importancia de los océanos sanos”.
“Será un foro encaminado al debate y a la definición de soluciones para los problemas que ya se han identificado en los océanos, por el cambio climático, la sobreexplotación y la contaminación”, dijo Kim, tras abogar por la “Declaración de Yeosu”, un documento que propone la protección de los ecosistemas marinos a nivel global.

Aunque no es vinculante, el documento, cuyo borrador estudian los 106 países participantes en la Expo, destaca los esfuerzos internacionales para identificar modelos sostenibles de desarrollo y protección del mar y establece la transferencia de tecnología de países desarrollados a subdesarrollados para garantizar su implementación.

La Expo, cuyo lema es “Por unos océanos y costas vivas”, apunta a la recuperación de la zonas marinas y ecosistemas oceánicos depauperados, su integración racional a un sistema productivo sostenible y al intercambio de conocimiento científico sobre el Cambio Climático.

La propuesta de la feria, según la explicaron sus organizadores, es desarrollar un crecimiento económico “verde” sustentado en los recursos del mar y su explotación y protección cooperativa.

El mar, apuntaron, es “la última frontera para la cooperación y coexistencia de la humanidad”.

La exposición coreana introduce por primera vez en la historia de las ferias aprobadas por la Oficina de Internacional de Exposiciones (BIE) guías de prácticas medioambientales que aseguran el origen de los materiales de construcción, controla el gasto de recursos y favorece las energías limpias, según confirmaron algunos de los contratistas de los pabellones en construcción.

En su Pabellón nacional, neutro en sus emisiones de carbono y alimentado con energía solar y térmica oceánica, Corea se presenta como país líder en tecnología limpia de explotación de recursos marinos y propone “renovar” el valor cultural del océano (“seavilization”).

Proyecta, además, una particular visión de las ciudades submarinas del futuro y la exploración virtual de las aguas profundas.

La feria cuenta también con la participación de 13 instituciones de investigación y desarrollo coreanas e internacionales, dedicadas a la observación de los mares (UNESCO/IEO, POGO, JAMSTEC), la industria y tecnología oceánica (K water, STX Europe) y la identificación de biodiversidad marina, agrupados en el Área de Buenas Prácticas Marinas y Costeras.

Yeosu 2012 no abre hasta el próximo 12 de mayo y se extenderá hasta el 12 de agosto, periodo durante el que espera recibir cerca de diez millones de visitantes de todo el mundo, especialmente Japón y China.

Las instalaciones de la feria se asientan sobre 25 hectáreas de una zona deprimida de la ciudad, frente a un antiguo puerto, sobre el que se ha ganado tierra al mar con espolones y se ha invertido 1.9 billones de dólares, sin contar con el gasto en infraestructuras de comunicaciones, (puentes, carreteras y vía de tren), lo que aumenta la cifra a 12 billones de dólares.

La zona, popular como destino turístico local, con 900 kilómetros de costa y salpicada por un archipiélago de 365 islotes, pretende competir, tras la Expo, en el circuito internacional de cruceros.

Visita la noticia completa aqui.

Fuente : EFEverde