La Fundación OESA y el FROM ponen en marcha un proyecto piloto para acercar la acuicultura a los escolares

• Los talleres “Descubre la Acuicultura” se inician en el colegio Nuestra Señora de las Nieves de Las Palmas de Gran Canaria

• El proyecto abarca los cursos de educación infantil, primaria, secundaria y bachillerato

Las Palmas de Gran Canaria, 16 de diciembre de 2011. La Fundación Observatorio Español de Acuicultura (OESA) y el Fondo de Regulación y Organización del Mercado de los Productos de la Pesca y Cultivos Marinos (FROM) han puesto en marcha un proyecto piloto para acercar la acuicultura a los centros educativos en colaboración con la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Pesca.

Los talleres denominados “Descubre la Acuicultura” se iniciaron ayer 15 de diciembre en el colegio Nuestra Señora de las Nieves de Las Palmas de Gran Canaria con el objetivo de dar a conocer a los escolares la acuicultura y las especies que se cultivan, así como sus características y las ventajas nutricionales de su consumo.

Para alcanzar esta finalidad, se pone a disposición de los escolares diferentes materiales didácticos adaptados a diferentes niveles educativos y así abarcar cursos de infantil, primaria, secundaria y bachillerato.

Estos ejercicios, actividades y manualidades, diseñados en colaboración con la empresa de divulgación científica Oceanográfica, permiten a los escolares aprender los principales aspectos de la actividad acuícola de una manera fácil y divertida, al mismo tiempo que se familiarizan con los productos y los identifican en las pescaderías y supermercados.

Asimismo, toman conciencia de la responsabilidad en la elección de una dieta saludable rica en Omega 3 y despiertan el interés por una actividad en continuo desarrollo que se posiciona en los mercados. Los contenidos están impartidos por monitores específicos de “Descubre la acuicultura” y por los propios profesores de los centros educativos.

Este proyecto piloto se enmarca en las actividades paralelas de la exposición ¿Acuicultura? Descúbrela, que permanecerá en el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología hasta finales de enero.