La puesta de atún rojo podría haberse retrasado debido a las bajas temperaturas del agua

ieo campaña atun balearesUn equipo científico formado por investigadores y técnicos de los centros oceanográficos de Baleares y Málaga del Instituto Español de Oceanografía (IEO), en colaboración con el Sistema de Observación Costera de las Islas Baleares (SOCIB-ICTS), han llevado a cabo la campaña anual del proyecto BlueFin.

A bordo del buque oceanográfico SOCIB, cuyo objetivo operativo general es el registro de parámetros oceanográficos y obtención de muestras de agua y de diversos tipos de plancton adecuados y suficientes para la parametrización y validación de modelos capaces de predecir la localización de las áreas de puesta y la tasa de supervivencia larvaria del atún rojo (Thunnus thynnus) en el mar Balear, una herramienta que permitirá implementar sistemas de gestión que optimicen la explotación de esta especie y que promuevan así el buen estado de sus poblaciones.

En la primera fase desarrollada entre los días 20 de junio y 7 de julio el equipo científico llevó a cabo un muestreo sistemático de unas 120 estaciones mediante arrastres de plancton -con redes Multinet, Bongo 90, 60 y 20B- y perfiles hidrográficos y tomas de muestras de agua para diversos análisis mediante roseta hidrográfica equipada con CTD y botellas NISKIN. En una segunda fase pretendieron localizar, dimensionar y seguir la evolución, mediante muestreo intensivo a lo largo del ciclo diario de, al menos, una mancha de alta densidad de larvas de atún rojo atlántico y localizar las zonas con presencia de postlarvas, llevando a cabo muestreos intensivos de ictioplancton dirigidos a la captura de las mismas.

Los objetivos específicos de la campaña han sido: determinar la influencia del escenario hidrográfico en la estructura, distribución y condición de las poblaciones larvarias de atún rojo Atlántico en el Mar Balear; evaluar la fiabilidad de los modelos de hábitat de puesta ya desarrollados para la especie, incluyendo las primeras versiones del modelo operacional; definir la ecología trófica de larvas y postlarvas de atún rojo atlántico en el Mar Balear, considerando tanto su relación directa o indirecta con otros grupos planctónicos como las interacciones entre larvas de túnidos de distintas especies y tallas; calcular un índice larvario para la estimación de la biomasa del stock reproductor; obtener coeficientes de calibración que permitan estandarizar los resultados obtenidos en muestreos cuantitativos de larvas de túnidos con distintos tipos de redes y metodologías de pesca; y determinar la influencia ambiental en la estructuración vertical de las poblaciones larvarias de túnidos.

Los objetivos perseguidos durante la campaña se han cubierto a buen ritmo y los primeros datos obtenidos permiten ya adelantar que se trata de un año anómalo respecto a la serie de campañas estivales en la misma zona que se viene realizando desde el año 2001, puesto que la temperatura superficial del agua es unos dos grados inferior a lo habitual para estas fechas.

El escenario hidrográfico presenta también unas características diferentes, ya que, debido a un fuerte bloqueo de la circulación en el canal de Ibiza, las aguas superficiales atlánticas no alcanzan la zona sur de las Pitiusas, como suele suceder en estas fechas, sino que rodean esas islas por el sur y se dirigen a la zona de Cabrera. Todo ello parece haber influido directamente en la distribución espacio temporal de la puesta del atún rojo en las Baleares, en el sentido que cabía esperar en función de los modelos ya desarrollados. Por una parte la puesta de atún rojo posiblemente se ha retrasado unas semanas, y ni siquiera parece haberse iniciado aún la puesta de otros túnidos que ponen en aguas aún más cálidas, como el bonito del norte (Thunnus alalunga) o el listado (Katsuwonus pelamis).

Además, la zona de máxima intensidad de puesta se ha centrado casi exclusivamente en las aguas al sur de Cabrera, en lugar de extenderse desde la zona sur de las Pitiusas, coincidiendo con la distribución de la zona de influencia de las aguas Atlánticas.

Esta campaña oceanográfica se enmarca en el proyecto de investigación “Uso sostenible de los recursos vivos marinos: impacto de la variabilidad del Mediterráneo sobre la reproducción y dinámica de la población del atún rojo” (de acrónimo BlueFin), resultado de un convenio específico de colaboración entre el IEO y el Sistema de Observación Costera de las Islas Baleares (SOCIB), Infraestructura Científica y Tecnológica Singular (ICTS) ubicada en las Islas Baleares.

El proyecto, que se llevará a cabo hasta el año 2014, y en el que participan también investigadores del Departamento de Tecnologías Marinas, Oceanografía operacional y Sostenibilidad (TMOOS) del IMEDEA (UIB-CSIC), tiene como objetivo principal el desarrollo de modelos operacionales para la previsión de la localización del área de reproducción de túnidos y estimaciones del nivel de reclutamiento del atún rojo teniendo en cuenta las variaciones en tasas de supervivencia larvaria derivadas de cambios en los escenarios ambientales en las mismas.

Visita la nota de prensa del IEO completa aquí.

Fuente : IEO