El nuevo buque oceanográfico Ángeles Alvariño ultima sus detalles

El pasado 18 de junio una delegación del Comité de Seguimiento del Programa Operativo FEDER visitó el buque oceanográfico Ángeles Alvariño en el astillero de Armón en Vigo.

La delegación estuvo integrada por responsables de la Dirección General de Política Regional de la UE, representantes de la Dirección General de Planificación y Fondos de la Xunta de Galicia y de la Dirección General de Fondos Comunitarios del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Concretamente, asistieron Jonathan Denness, Jefe Adjunto de la Unidad España; Francisco J. Rodríguez, Director General de Planificación y Fondos; y Guadalupe Melgosa, subdirectora general adjunta de Administración del FEDER.

Esta delegación fue acompañada en su visita por varios representantes del MINECO, en particular pertenecientes a la Subdirección General de Planificación de Infraestructuras Científicas y Tecnológicas, y del Instituto Español de Oceanografía.

El objetivo fue conocer los avances en la construcción de este buque que, junto con su gemelo el buque oceanográfico Ramón Margalef, ha sido construido con financiación FEDER (FICTS-2011-03-01 y 02) del Programa Operativo de I+D+i por y para el beneficio de las empresas.

El Ángeles Alvariño está catalogado como un buque de ámbito regional. Cuenta con capacidad para alojar a 15 investigadores y técnicos, además de sus 12 tripulantes. También cuenta con un diseño que asegura niveles muy bajos de ruido radiado al agua, lo que le permite trabajar sin alterar el comportamiento natural de la fauna marina. El buque desarrollará su actividad en el ámbito nacional y mares adyacentes, y cuenta con la tecnología más avanzada para realizar investigaciones en geología marina, oceanografía física y química, biología marina, pesquerías y control medioambiental.

Además, el barco está preparado para enfrentar situaciones climáticas adversas y preservar la seguridad de sus tripulantes.

El buque cuenta con tres motores generadores diesel de 846 kW y dos motores
eléctricos propulsores en tándem de 900 kW. Un sistema de optimización de la
eficiencia energética permite aumentar la potencia sin incrementar el consumo.

El proyecto del buque tiene la categoría Clean-Ship dado su respeto hacia el medio ambiente y la calificación Confort+, que se otorga a los barcos que cumplen las más altas exigencias en materia de habitabilidad y confort para la tripulación. El nuevo buque mejorará notablemente la flota de barcos regionales europeos, que, tal como había establecido la Fundación Europea para la Ciencia (ESF), estaba llegando a un alto nivel de envejecimiento. En ese sentido, el IEO contribuye a aumentar la competitividad científica de España en el ámbito europeo.

Visita la nota de prensa del IEO aquí.

Fuente : IEO