Oceana presenta un mapa interactivo con especies submarinas amenazadas

La organización medioambiental Oceana ha presentado hoy un mapa interactivo con más de 500 localizaciones de especies amenazadas y tres de los hábitats marinos más importantes de Europa referidos a arrecifes, coralígeno y campos de rodolitos.

La iniciativa forma parte del Inventario Español de Hábitats y Especies Marinos (IEHEM) que lleva a cabo el ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en el marco del Inventario Español de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad (previsto por la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad).

Oceana ha recordado que estos tres tipos de entornos albergan a numerosos organismos y son los que cuentan con mayor protección según las normativas española y europea, pero aún carecen de medidas de gestión efectivas.

La ubicación exacta de estos tipos de hábitats dentro las zonas estudiadas en el proyecto ha sido posible gracias al uso de un robot submarino (ROV).

El visor, accesible desde hoy en la página web de Oceana, incluye también avistamientos de 42 especies amenazadas que la organización ha aportado al Inventario previamente.

Entre ellas se encuentran delfines como Tursipos truncatus, calderones comunes (Globicephala melas) y grises (Grampus griseus), tortugas bobas (Caretta caretta), esponjas (Tethya sp., Asbestopluma hypogea), caracolas como Charonia lampas, rayas (Rostroraja alba) y algas como Laminaria sp., todas ellas amenazadas.

Dos de los hábitats documentados son el coralígeno y los campos de rodolitos, que son las formaciones de algas rojas calcáreas conglomeradas o sueltas, protegidos en España y en la Unión Europea desde 2006.

A ellos se añaden los arrecifes, tanto originados por rocas como por organismos vivos, reconocidos por la Directiva Hábitat para su inclusión en la red Natura 2000. Por ello, los estados miembros de la UE deben aplicar las medidas necesarias para su conservación y gestión, indican desde Oceana.

“Los arrecifes, el coralígeno y los campos de rodolitos son los tres hábitats marinos con mayor grado de protección en Europa, por lo que España debe aplicar las medidas de conservación necesarias”, ha explicado Ricardo Aguilar, director de Investigación de Oceana Europa.

Los tres tipos de hábitats amenazados, localizados por Oceana en sus distintas expediciones científicas, se localizan en cinco zonas submarinas de las costas españolas.

Son las tres montañas sumergidas del canal de Mallorca (Emile Baudot, Ausias March, Ses Olives) y los alrededores del parque nacional de Cabrera, ambas en Baleares; el área marina frente al parque nacional de Doñana (Andalucía), la montaña sumergida “Seco de Palos”, al este de la Región de Murcia, y la montaña sumergida “Seco de los Olivos”, frente a Almería.

La organización internacional de conservación marina considera que para cumplir la normativa vigente todas estas áreas requieren de protección inmediata.

Visita el mapa Interactivo en la Web de Oceana aqui.

Visita el comunicado de prensa aqui.

Fuente : Oceana