Pescar en proximidades de reservas marinas genera beneficios ambientales

Raquel Goñi, investigadora del Centro Oceanográfico de Baleares del IEO, es autora junto con Fabio Badalamenti (CNR, Palermo) y Mark Tupper (World Fish Centre, Filipinas) del tercer capítulo del libro Marine Protected Areas –A Multidiciplinary Approach, en el que se sintetiza y evalúa la evidencia empírica de los efectos de las áreas marinas protegidas sobre las pesquerías, tanto en áreas cerradas a la pesca como en áreas cerradas al arrastre, dragas y similares.

El capítulo, titulado Effects of marine protected areas on local fisheries: Evidence from empirical studies, sintetiza los resultados de 41 trabajos centrados en áreas marinas protegidas en los ecosistemas marinos mejor estudiados. Así, 10 se encuentran en arrecifes tropicales, 17 en arrecifes de zonas templadas y 17 son reservas marinas de fondos blandos en las que se excluyen los artes de arrastre y similares.

La mayoría de los efectos documentados en estos estudios constatan la redistribución del esfuerzo de pesca y unos mayores rendimientos pesqueros y mayor tamaño de las especies explotadas en la proximidad de las reservas.

El libro lo ha publicado Cambride University Press dentro de la serie Ecology and Conservation. Está editado por Joachim Claudet, del CNRS (Francia). La obra emplea un enfoque multidisciplinar para sintetizar los avances recientes en la ciencia de las Áreas Marinas Protegidas (AMP). Especialistas de reconocido prestigio condensan el conocimiento en ecología, biología, genética, ciencia pesquera, economía y sociología de las AMP. El libro está estructurado en torno a temas clave que incluyen las amenazas a los ecosistemas marinos y sus recursos, así como los efectos y efectividad de las reservas marinas para contrarrestarlos. Además, el libro incluye una guía práctica para implementar estudios de evaluación científica de AMP y programas de monitoreo.

Visita la nota de prensa del IEO aquí.

Fuente : IEO