Presentados los avances en el Sistema Nacional Chileno de Alarma de Maremotos

alerta_tsunami chileCon una masiva concurrencia de académicos, investigadores y estudiantes, se realizó la conferencia, Avances y fortalecimientos de la red del monitoreo del mar y su uso en el Sistema Nacional de Alarma de Maremotos (Snam), organizada por el Programa Copas-Sur Austral de la Universidad de Concepción.

La exposición estuvo a cargo del jefe del Departamento de Oceanografía del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (Shoa), Capitán de Corbeta Miguel Vásquez, quien explicó los principales avances de esta red de monitoreo, basadas en sus mayores complejidades y en los diseños establecidos, agregando que “nuestra tarea es evaluar la amenaza de tsunami de forma precisa, para mitigar los efectos”.

El capitán Vásquez precisó las consideraciones iniciales para el fortalecimiento de la red de monitoreo del mar, considerando que “estamos viviendo en el cinturón de fuego, por lo tanto, es fundamental conocer el fenónemo de tsunami desde su inicio para definir las principales áreas de riesgo”.

Como introducción, explicó que la generación de tsunami se produce por sismos, deslizamientos, erupciones de volcanes marinos e impactos de meteoritos, aclarando que “ningún centro de alerta del mundo es capaz de monitorear los últimos tres, por su rapidez y complejidad”.

El Capitán Vásquez afirmó que para determinar el tipo de estaciones y la frecuencia de las transmisiones, es preciso considerar el peor escenario para Chile, “un sismo en nuestras costas, que nos da un rango inferior a 30 minutos para reaccionar”, según puntualizó.

Por lo tanto, y considerando estos antecedentes, presentó la misión del Snam, orientada principalmente a monitorear la cuenca del Pacífico de manera continua, informar a las autoridades sobre la posible generación de un tsunami y sus tiempos de arribo a las costas chilenas y al Sistema Internacional de Alerta contra Tsunami en el Océano Pacífico.

Precisó que el Shoa tiene la responsabilidad de realizar una evaluación en base a los datos de sismo entregados por la Universidad de Chile, para así decretar una alerta de tsunami, afirmando que “15 minutos después de sucedido el sismo, el Shoa debiese disponer de la información relacionada sobre la caracterización preliminar del sismo, epicentro, profundidad y magnitud”.

En relación a ello, destacó que “actualmente existen 35 estaciones de monitoreo, que transmiten en una frecuencia de cinco minutos, además de contar con dos boyas Dart, a diferencia del 27 de febrero de 2010, donde sólo se contaba con 20 estaciones y una boya Dart frente a las costas de Pisagua, que estaba inoperativa y con una frecuencia de transmisión de una hora”.

Visita la Web del SistemaNacional de Alarma de Maremotos – SNAM aquí.

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : PanoramaUDEC