Primer Taller de asistentes técnicos para proyectos de maricultura

Como parte del Programa de Vinculación Productiva, la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), a través de la Dirección General de Organización y Fomento, ha organizado el primer taller de formación de asistentes técnicos para los proyectos de maricultura en México, en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa.

El taller, que se lleva a cabo desde el 19 de marzo y finalizará el día 25, cuenta con el apoyo del Instituto Tecnológico del Mar de Mazatlán (Itmar) y la Universidad de Guadalajara (U. de G.); e incluirá una visita práctica a las granjas de maricultura ubicadas en el estado de Jalisco, “donde los participantes podrán ver y aprender el funcionamiento de las mismas, para ampliar y complementar su perspectiva teórica”.

La maricultura, y particularmente el cultivo en jaulas, señalan desde Conapesca, “es sin duda una importante área de expansión para la producción de alimentos, debido a que estos sistemas se han convertido en un medio con gran potencial para la producción de peces marinos y dulceacuícolas”.

“En maricultura, los retos son muy grandes, pero las oportunidades son aún mayores”, señalaba Ricardo Urías Sotomayor, Subdirector de Sistemas Producto de Conapesca, durante la inauguración de este taller; a lo que añadió que esta iniciativa, “será un parteaguas del desarrollo de la maricultura en México, porque de éste saldrá el material humano que necesita nuestro país para aprovechar el gran potencial que tenemos en recursos naturales, geográficos y de biodiversidad de especies comercialmente importantes, sobre todo para la producción de alimentos y la generación de empleos”.

En este sentido desde Conapesca, se ha señalado que en los últimos años “se ha invertido más de 20 millones de pesos anuales en el desarrollo tecnológico, estableciendo como una de sus líneas estratégicas el desarrollo de la maricultura”. “La aplicación de innovaciones tecnológicas que permitan en primera instancia, desarrollar la producción de postlarvas, crías, alevines y semillas; y en segunda, el disponer de modelos productivos de engorda sustentables que nos ayuden a disminuir el esfuerzo pesquero, compensará las bajas en la producción pesquera y optimizará el aprovechamiento de los recursos naturales, reconvirtiendo los procesos tradicionales hacia modelos productivos acuícolas”.

Visita la noticia completa aqui.

Fuente : ipacuicultura