La recuperación de los recursos pesqueros beneficia a todos

Permitir que las poblaciones de peces se recuperen generará mayores desembarques, ganancias e ingresos para el sector pesquero. Por el contrario, mantener la situación tal cual está significará pérdidas desastrosas, sostiene un estudio nuevo independiente lanzado esta semana por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

El informe, titulado Socio-Economic Benefits of a Bold EU Fisheries Reform (Beneficios socioeconómicos de una reforma pesquera audaz de la UE), fue elaborado por Framian BV a pedido del WWF. Se trata del primer análisis de los posibles beneficios sociales y económicos para el sector pesquero desde una perspectiva puramente de la Unión Europea (UE).

El estudio recalca que si se aprueba una sólida reforma pesquera en la UE, con una implementación correcta que permita que los stocks de peces se recuperen, en 2022 la UE podría obtener los siguientes beneficios:

  • Los pescadores de la UE podrían desembarcar 2,8 millones más de pescado capturado de manera sostenible, es decir, un 80% más.
  • El sector pesquero podría generar un ingreso extra de EUR 2.100 millones por año, un 80% más.
  • En toda la UE, el ingreso por pesador podría aumentar en promedio un 50%.

“Las pesquerías de la UE tienen posibilidades de ser altamente productivas. Un abastecimiento de pescado estable a largo plazo es posible, pero sólo si los recursos pesqueros se administran de forma sostenible. Ahora es el momento de implementar la política y las estructuras financieras tan necesarias y frenar la quiebra de nuestros océanos”, señaló Tony Long, director de la Oficina de Política Europea del WWF.

Desde hace 15 años, las pesquerías de la UE disminuyen sin tregua. Los desembarques y el nivel de empleo caen al 4% anual y los ingresos de los pescadores se estancaron.

Sin una reforma de la pesca robusta, para el año 2022:

  • Los pescadores de la UE podrían desembarcar 1,4 millones de toneladas de pescado menos con respecto al año 2009, es decir, un 30% menos.
  • Las flotas pesqueras de la UE podrían reducirse hasta en un 20%.
  • 50.000 pescadores habrán perdido sus puestos de trabajo en toda la UE: una caída del 30% en el empleo, en comparación con 2009.

“Los ministros de Pesca y el Parlamento Europeo deben atender el llamado de miles de consumidores y de empresas de toda Europa que quieren ver un futuro más próspero para las poblaciones de peces, nuestra industria pesquera y de nuestros océanos. Nuestros políticos tienen la oportunidad y el poder para garantizar ganancias para la industria y los ingresos de los pescadores, por lo que deben asegurar una reforma progresiva de la política pesquera común (PPC)”, concluyó Long.

En este contexto, con el lema “Detiene la bancarrota de nuestros océanos”, el WWF está organizando un masivo movimiento online para presionar a los miembros del Parlamento Europeo que forman parte de la Comisión de Pesca y juegan un papel importante para decidir el futuro de la pesca en la UE el 28 de noviembre.

El WWF hace un llamamiento para lograr una PPC que:

  • Asegure poblaciones de peces por encima de los niveles que puedan soportar el rendimiento máximo sostenible (RMS) para el año 2015.
  • Establezca planes plurianuales para el año 2015 y la coparticipación de grupos pesqueros en los que estén representadas todas las partes interesadas.
  • Aumente la cooperación a nivel regional sobre la gestión sostenible.
  • Detenga los descartes y lleve las capturas no deseadas a un nivel próximo a cero para 2018.
  • Restrinja el pago de subsidios sólo a prácticas de pesca sostenible.

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : Fis / WWF