Técnicas de supervivencia de las macroalgas

Los botánicos de la University of British Columbia (UBC) han colocado a las macroalgas bajo el agua en el equivalente de un túnel de viento para tener una mejor idea de cómo los diferentes tipos de macroalgas resisten a la embestida de las olas y corrientes fuertes.

Los hallazgos, publicados en la American Journal of Botany, mostraron que las macroalgas ramificadas tienen enfoques muy diferentes para sobrevivir las fuertes tormentas, algunas reducen la superficie en la cara de una mayor turbulencia, otras cambian de forma.

Las macroalgas son importantes especies fundacionales, que son de vital importancia como alimento y hábitat para muchos organismos acuáticos y terrestres. No obstante, las macroalgas que se adhieren a las costas rocosas están siempre en peligro de romperse o desprenderse por las fuerzas hidrodinámicas de las olas. Entonces ¿Cómo sobreviven las macroalgas en las zonas intermareales? ¿Tienen propiedades especiales que las hagan extremadamente flexibles o particularmente fuertes?

Patrick Martone, profesor asistente en el Departamento de Botánica de la UBC, ha invertido bastante tiempo en las costas mirando como las olas golpean a las rocas intermareales y se preguntó como las macroalgas pueden sobrevivir allí.

“Muchos animales pueden correr y esconderse cuando las tormentas y olas se incrementa” destaca Martone. “Pero las macroalgas no tienen esa opción. Ellas tienen que sostenerse sólo con fuerza y hacer frente a las olas”.

De hecho, las macroalgas a la deriva que se apilan en la playa después de una gran tormenta indican que no todas las macroalgas son capaces de sobrevivir a tales ataques. Entonces ¿Qué tienen de especial que les permite sobrevivir?

Investigaciones previas han determinado que una solución de las macroalgas es la flexibilidad. Las hojas de las macroalgas pueden curvarse hacia arriba y las ramas pueden colapsar, por lo tanto cambian la forma de las macroalgas y reducen la resistencia cuando la velocidad del agua se incrementa. No obstante, diferentes macroalgas pueden utilizar diferentes estrategias para reducir de forma efectiva la resistencia, de tal manera que algunas pueden estar mejor cambiando de forma y otros reduciendo el tamaño. Martone y sus colegas de la Stanford University y St. John Fisher College se interesaron en evaluar estas variables y publicaron sus hallazgo en la última edición de la American Journal of Botany.

Mediante la exploración de la dinámica de los cambios de tamaño y forma de las macroalgas intermareales a diferentes tasas de flujo de agua, Martone y sus co-autores esperaron entender mejor las distintas estrategias que han dado lugar a la diversidad morfológica de las macroalgas.

Los científicos recolectaron hojas de seis especies diferentes de macroalgas a lo largo de la zona intermareal de la costa central de California, los colocaron en un canal de agua de recirculación, y midieron la resistencia que ellos experimentaron y los cambios en la forma y talla, bajo diferentes tasa de flujo de agua, desde 0 a 4 m/seg.

Curiosamente, ellos encontraron que mientras que las seis especies de macroalgas registraron una severa reconfiguración conforme se incrementó la velocidad del agua.

Visita la noticia completa aquí.

Fuente : Aquahoy