Un vertido de petróleo a 60 km podría tardar dos días en llegar a Fuerteventura

Un supuesto vertido de petróleo que tuviera lugar a 60 kilómetros de Fuerteventura podría tardar –en función de la dirección del viento– dos días en llegar a las costas de la isla, según un estudio realizado por la consultoría ambiental ECOS, Estudios Ambientales y Oceanografía.

De esta manera, la organización ha realizado diferentes simulaciones en las que analizan los riesgos de un posible vertido en las zonas donde se realizarán las prospecciones petrolíferas aprobadas por el Consejo de Ministros.

En el 53% de los casos, el vertido no llegaría a la costa, aunque ECOS matizó que hay un 15% de posibilidades de que exista un riesgo real de que el petróleo toque tierra en pocos días.

La consultora apuntó que en función de la dirección del viento, “los daños pueden ser más o menos inmediatos”.

ECOS agregó que con dirección este, en un 8% de los casos, la mancha de crudo llegaría a las costas de Fuerteventura, entre Gran Tarajal y la Punta del Morro Jable, entre el segundo y el tercer día después del vertido.

Al cuarto y quinto día, la simulación apunta a que se alcanzaría las costas de Lanzarote por Punta Papagayo e isla de Lobos y en Fuerteventura desde la punta del Tostón hasta Puerto del Rosario.

Mientras, si el viento soplase en dirección este/noreste, en el 7% de los casos, el vertido de petróleo llegaría a las costas de Fuerteventura, entre Gran Tarajal y Puerto de Las Lajas, al cuarto y quinto día.

Por el contrario, si la dirección del viento es norte, norte/noreste, y noreste, que se da el 53% de las veces, las probabilidades de que el crudo llegue a las costas canarias son muy reducidas, por lo menos durante los cinco días que duró la simulación realizada por ECOS.

En este sentido, el licenciado en Ciencias del Mar y socio fundador de ECOS, Gregorio Louzara, explicó que “se han simulado tres vertidos en diferentes puntos, aproximadamente en los bordes más alejados de las concesiones otorgadas. Dos situadas frente a Lanzarote y una situada frente a Fuerteventura”.

De esta manera, comentó que en las simulaciones “se contemplan las principales zonas de riesgo de accidente en las prospecciones programadas por Repsol en la zona marítima de las Islas”.

“En cuanto a la velocidad del viento –agregó–, se ha tomado 7 metros por segundo, y a las corrientes, 25 centímetros por segundo dirección noreste/suroeste, que son las velocidades medias a lo largo de todo el año”, mientras que la cantidad de crudo utilizado ha sido de 100 toneladas.

Louzara matizó que, “dependiendo de la distancia a la costa, del tipo y las propiedades físicas y químicas del hidrocarburo que se extraiga, así como las condiciones meteorológicas y oceanográficas, variará la degradación y la cantidad de hidrocarburo que llegaría a la costa de las Islas Canarias”.

Visita la noticia completa aqui.

Fuente : EuropaPress